• Whatsapp: +56942466356

¿Cómo comencé en el mundo de la Cosmética?

Jamás en esta vida me habría imaginado dedicarme a hacer Cosméticos, pero cuando ya haz avanzado y miras hacia atrás, todo cuadra.

Recuerdo derretir rush de mi mamá, escondida en el baño, a los 7 u 8 años, para hacer nuevos colores labiales. Me volvía loca mezclar una colonia con agua y pétalos de cuanta flor encontraba en el jardín, pero el grito era cuando subía la temperatura del frasco, porque si no lo saben, al mezclar cantidades iguales de alcohol y agua, se produce una contracción del 3% del volumen y se libera esta energía elevando la temperatura. Para mí eso era Magia.

Mi personalidad es de constante búsqueda, amo asombrarme con la belleza de la naturaleza. Que los aromas me lleven a diferentes lugares al cerrar los ojos, y que las emociones se mezclen dejando aprendizajes en cada detalle.

Cuando salí de la “U”, me fui de viaje. En este recorrido llegué a Alberta, Canadá. Mi idea era recorrer estos paisajes y llegar a los centros de Ski en Banff pero en el camino había un letrero que me cautivó, decía algo así como “Reserva y Comunidad Nativa”.

Yo ya enamorada de la artesanía de los Indios de la Zona, de las Tribus que llegaron con tanta sabiduría  a estas montañas, me decidí a parar y ver cómo vivían. Recorrer sus historias familiares, cómo fabricaban esas artesanías, trabajos en madera y muchas cosas que provenían de los bosques y de la Naturaleza.

Pero lamentablemente se necesitaba un permiso. Se tramitaba en Calgary, ya era sábado y estaba cerrado. Me fui pensando en que quizá no era el momento o que quizá no sería tan interesante. Fue imposible olvidar la entrada del lugar y todo lo que imaginé podría conocer adentro.

Es típico en mi vida que cuando quiero algo, la vuelta es larga, larga, larga; por lo que cuando me toca difícil, es un mensaje que sí, démosle, que algo mejor se viene. Fue así como los jabones saponificados y yo comenzamos nuestra historia.

Los vi en sus Tipi (“Tapee”, sus carpas típicas) en una mesita y fue amor a primera vista. Mi alma dijo, Quiero hacer jabones toda mi vida! Me creí más loca de lo que era.

Ver esas artesanías de mostacillas de colores perfectos, brillantes, gritones, bailando en esos cueros para cinturones, chaquetas de jeans trabajadas artísticamente en una época que yo sólo conocía los Levi´s. Y ver que habían jabones que podían hacer cosquillas en tu cuerpo con deliciosas flores perfumadas que habían sido recolectadas en esos campos y regadas con  aguas vírgenes de esas montañas congeladas y blancas. Que con esa espuma dejarían mi piel más suave que el terciopelo porque estaban hechos con unos aceites deliciosos y algunos que eran de coco, si, ese aceite que usé toda mi vida porque yo crecí con el Monoï en mi closet y lo usaba hasta para hacer brillar mis zapatos.

O sea, esa mezcla de olores y de experiencias naturales para viajar cuando me duchase se quedó tatuada en mí. Yo podía hacerlo y de muchas formas diferentes. Mezclar muchos ingredientes, pero, ¿Cómo se hacía un jabón?

Llegar a Chile y hacer jabones saponificados al terminar el siglo pasado no fue nada fácil. Conseguir toda clase de materiales como soda cáustica en un 99% que no fuese para destapar baños, aceite de coco puro y manteca de Karité, fue toda una travesía.

Pero así también comenzaba mi camino hacia los Aromas, bueno, esa es otra gran historia.

Tenía grabado en mi mente el libro de Patrick Süskind, “El Perfume” que no me pregunten por qué me leí en una noche a los 15, lo mismo que Harry Potter.

Mi vida comenzaba a mezclar toda clase de vivencias para usarlas en un solo camino. El de la Cosmética Natural como una experiencia nueva para ser Feliz!

Susana Olavarría, La Titi.

 

4 thoughts on “¿Cómo comencé en el mundo de la Cosmética?

  1. Natalia

    Amo tus productos la línea playera y coco son lo máximo en mi pelo mis felicitaciones que te siga saliendo todo espectacular

    1. admin-savia

      Hola! se agradecen comentarios tan cariñosos y con tan buena onda! el hecho que te des el tiempo de escribir lo aplaudo.
      Aquí hay mucho trabajo y Amor para que cada línea comunique Alegría, optimismo, vacaciones y que Viva la Vida 🙂
      que tengas una gran semana! Saludos, Titi.

  2. KLAU

    No he probado nada aún pero, de sólo leer la descripción de los productos,sus ingredientes y además ver en algunos ramitas dentro, Uf dan ganas de poder olerlos y sentirlos!! Se nota que hay pasión en cada creación,asi que sólo me queda probarlos.

    1. admin-savia

      Hola KLAU! y qué esperas para hacerlo? jejejejejeje créeme no te arrepentirás y te volverás adicta a nuestros productos!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Loading...